Instantes de Felicidad/ noviembre 28, 2017/ 0 comentarios

Compártelo!!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest

Esta vez os presentamos el restaurante Vinateros 28 está situado en el número 28 de la calle Camino de los Vinateros del humilde barrio de Moratalaz. A menudo tenemos prejuicios y creemos que los mejores restaurantes, y cocinas se encuentran en el centro de las grandes ciudades. Pero este restaurante nos demuestra todo lo contrario y os lo demuestro más adelante.

Vinateros 28 es un local pequeño con una decoración moderna en tonos blancos y grises, utilizando espejos para dar más amplitud. En el interior se crea una división entre la barra y las mesas mediante dos biombo de ramas de árbol blanco. En el exterior encontramos la terraza acogedora, tanto para verano como para invierno.

El propietario, Antonio González, basa su cocina en la cocina tradicional de mercado, con su toque personal, donde priman los productos autóctonos de temporada de la mejor calidad. Lleva más de 20 años trabajando en hostelería y nos demostró que es su pasión, así como la excelente atención al cliente, siempre preocupado por sus necesidades. Su experiencia en la cocina la adquirió entre los fogones de la cocina de: Bingo Garden, la Cocina de Almagro, en el Barril, en José Luis, donde estuvo doce años y en el Pequeño Barco, que fue el último, antes de abrir su restaurante.

La carta consta de un amplio abanico de platos para todos los gustos y está dividida en cuatro apartados.

Platos estrella de Vinateros 28

Para comenzar: se puede elegir entre, sardinas marinadas con parmentier de frutos secos, langostinos crujientes con romescu, saquitos de huevos de corral con boletus y trufo y calamares de potera a la andaluza, la presa ibérica y queso manchego, la terrina de foie de canard con reducción de PX, entre otros.

De la huerta nos presenta: ensaladilla rusa con ventresca, chips de berenjenas fritas con salmón y habitas tiernas con chipirones y langostinos, milhojas de tomate con burrata y yuca frita, tartar de tomate con aguacate y huevo escalfado. También prepara dos tipos de arroces, uno con bogavante y otro con carabineros y pueden pedirse para llevar.

Mar y Montaña: chipirones de anzuelo a la plancha sobre cebollitas caramelizadas, merluza de Bermeo a la gallega, sapito a la brasa con verduritas y bacalao de faroe a la riojana.

Timbal de manitas deshuesadas con crujiente de parmesano, lomo de carne roja a la parrilla, cochinillo confitado con emulsión de boletus y trufa y el rabo de toro deshuesado.

Dulce despedida: tarta fina de manzana con helado de vainilla, filloas de crema con helado de vainilla, crujiente de almendras con mascarpone y fruta de la pasión,  tiramisú casero y coulant de chocolate con helado.

También dispone de una amplia bodega cuidando mucho los precios y los maridajes con sus platos, nos dejamos aconsejar y tomamos un vino blanco Pazo de San Mauro de DO: Rias Baixas. 

La degustación que probamos fue deliciosa y aunque no probamos toda la carta porque como bromeó el Antonio, el propietario, no nos podríamos mover, y poco nos faltó.

Nuestro menú degustación constó de los siguientes platos:

– Milhojas de tomate con burrata y yuca frita 

Plato con ingredientes burrata, el queso y yuca, el tomate raff preparados de forma muy original y exótico.

-Torreznos

De los mejores y muy crujientes. Cuidando el justo punto de aceite.

-Saquitos de huevos de corral con boletus y trufa. 

Plato estrella y sorprendente explosión de sabores. El saquito de huevo al punto, se funde con la salsa de boletus, y trufa.

-Corazones de alcachofa la plancha con un toque de ajo y perejil 

Los corazones de alcachofa cocidos y luego pasados por la plancha con un toque de ajo y perejil, muy ligeros. Buena opción para cambiar al siguiente plato.

-Bacalao de faroe a la riojana 

Delicioso bacalao fresco y jugoso.

-Rabo de toro deshuesado

El plato estrella de la casa, se preparan cada semana 15kg. Pero no es de sorprender,  ya que se derrite y tiene un gusto exquisito.

A Valorar:

Ambiente: 70%

Decoración: 80%

Cocina: 97%

Servicio: 97%

-Lo mejor:  Saquitos de huevos de corral con boletus y trufa.

-Lo peor: No probar los postres, no teníamos más espacio. Pero igual fue una dulce despedida. 🙂

Si sois de Madrid o estáis de vacaciones, os lo recomendamos. Nosotros seguro que volvemos, para probar los postres. 😉 ¿Y tú? 

Compártelo!!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*